dijous, 19 de febrer de 2009

Greenspan y Madrazo quieren nacionalizar la banca: ¿alguien sabe dónde estamos y dónde vamos?

José Luis Martín El Periódico, 4-4-2002

"Greenspan se suma a Krugman: Hay que nacionalizar la banca en EEUU"--"El candidato a lehendakari de Ezker Batua, Javier Madrazo, ha abogado hoy por nacionalizar la banca en lugar de inyectarle dinero, dice en un mitín en el barrio bilbaíno de Rekalde"

El que durante años fue el sumo sacerdote del laisser-faire abraza, ahora, la tesis intervensionista del Estado en materia financiera. En una entrevista concedida al Financial Times, el ex presidente de la Reserva Federal (FED) Alan Greenspan aboga por nacionalizar algunos bancos de EEUU con carácter temporal para solventar la crisis bancaria y restaurar el flujo del crédito en la primera potencia mundial.
Según Greenspan, ésta podría ser la opción menos mala. El Maestro, al que muchos culpan de la actual situación debido a su laxa política monetaria, se suma así al Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, quien recientemente recomendaba al presidente de EEUU, Barack Obama, nacionalizar la banca y apostar por un nuevo gran New Deal, como hizo Roosevelt por la Gran Depresión de los años 30.

Pues bien, si esto nos deja atónitos por ser Greenspan el guru del ultraliberalismo y del capitalismo más salvaje, más confusión genera que coincida con la misma propuesta Madrazo, en línia con el más "clasico" comunismo, que ya sabemos que resultados políticos y sociales dió en la antigua URSS y paises satélites.

Esta crísis tiene tintes trágicos, sobre todo, para las personas que pierden el empleo (y de eso muchos tenemos el recuerdo de los años 80, que fue una época dura para muchos trabajadores). Pero lo que parece diferente en esta ocasión es que, el desconcierto y la falta de información sobre la magnitud de la crisis, no está dando muchas oportunidades para pensar cual es el camino que hay que seguir para reflotar la economía y fijar las nuevas reglas de juego del sistema, que ahora ya no es ni local, ni regional, sino global.

Es curioso, pero hasta los más acérrimos defensores del capitalismo y, durante muchos años, críticos con el estado del bienestar europeo, partidarios de que el Estado no tuviera ningún papel, ahora son los mayores defensores de que ese mismo Estado intervenga para salvar el Capitalismo. Me recuerda aquello de: si hay beneficio para el sector privado, pero cuando llegan las pérdidas, llamamos al papá Estado y que paguen todos los contribuyentes.

Todos tenemos que pensar rápido (sobre todo los que tenemos alguna responsabilidad política) para encontar la salida de esta crisis. Pero además, y sobre todo desde la izquierda, podemos tener la oportunidad de repensar el sistema y fijar unas reglas nuevas para la economía globalizada que sean más justas socialmente y ayuden a redistribuir la riqueza, además de ser menos agresivas con el medio ambiente.

2 comentaris:

  1. Pues nacionalizar la banca no sé Carmen, pero un banco nacional, con su red de oficinas para hacer llegar el dinero del estado a las familias y las empresas, no me parecería una mala idea, visto el destino que le da la banca a los fondos que se inyectan desde el Gobierno. Otro gallo le cantaría al Gobierno si dispusiera ahora de la antigua Caja Postal.

    Y sí, de acuerdo, hay que pensar rápido... y acertar, lo cual complica la situación.

    ResponElimina
  2. Igual nacionalizar la banca es una salida, no creo tener los conocimientos para dar una respuesta segura, y ahora necesitamos algunas certezas y no experimentos. Pero que quieres que te diga, a mí, que una persona como Greenspan, que es uno de los máximos responsables de la situación actual y defensor acérrimo del ultraliberalismo económico y social, ahora pida la nacionalización, pues me mosquea. Creo que es sólo una forma de salvar el sistema, pero no para cambiarlo y mejorarlo, si no para recuperarlo con el dinero de todos y, una vez pasada la crisis, volver a hacer negocio con la privatización de lo nacionalizado provisionalmente. Debe ser la edad o mi formación marxista, no me fio.

    ResponElimina