divendres, 19 de juny de 2009

Para Juan...

Foto: CGLores (Roma, 2009)
Para Juan, que ya sabe disfrutar de la belleza, un recuerdo de su ciudad favorita.
“Descendí del carruaje y una criada que había salido al portón nos rogó que esperásemos un momento. La señorita Lotte no tardaría en venir. Crucé el patio hasta llegar a la casa, una notable edificación y luego de subir las escalinatas y pisar el umbral de la puerta presencie el espectáculo más encantador que jamás habían visto mis ojos. En el vestíbulo había seis niños. De entre once y dos años de edad, que se arremolinaban en torno de una muchacha hermosa de estatura mediana, que llevaba un simple vestido blanco con moños rosados en las mangas y en el pecho. Sostenía un pan negro y le cortaba un trozo a cada uno de los pequeños a su alrededor, en proporciones de acuerdo con su edad y el apetito, se lo entraba con tanta gracia y ellos, que estiraban los brazos para recibirlo aun antes de haber sido cortado, agradecían con total naturalidad, después se alejaban dando saltos, contentos con la comida, mientras los más tranquilos salían hacia el portal del patio para ver a las visitas y el coche en que iba a partir su Lotte.”
Las Penas del joven Werther. De Goethe

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada