diumenge, 24 d’abril de 2011

¡Indignaos! de Stéphane Hessel: Volvamos a recuperar los valores clásicos de la izquierda.


Parece que se vuelve a poner de moda el panfleto, el escrito político de ideas que quieren movilizar a las personas contra lo establecido, como en el siglo XIX y una buena parte del XX (por lo menos hasta la caída del muro de Berlín). El panfleto-escrito de Stéphane Hessel ¡Indignaos!, es como dice el subtítulo un “alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica”.


Es un escrito que no hace recuperar viejos valores de la izquierda, que algunos creían i/o querían olvidados y enterrados. Valores como la solidaridad, los derechos universales, los derechos sociales y políticos, la justicia social…que son la esencia del Estado del Bienestar europeo, creado después de la II guerra Mundial y que los ultraliberales y la derecha económica, ideológica y política de todos los países están empeñados en destruir. En el contexto de una crisis económica, esencialmente causada precisamente por el mercado financiero y capitalista sin travas y control político, se nos quiere hacer creer que la solución está precisamente en la destrucción del reducto del Estado del Bienestar Europeo.


Un panfleto hecho por un nonagenario y que es una llamada a la juventud (yo digo que también a todas las edades) para que no olvidemos los principios básicos de la lucha por la igualdad, la solidaridad y la justicia social de los pueblos y que su conquista ha costado siglos de lucha de hombres y mujeres de todo el mundo.


Un escrito imprescindible para que no olvidemos, para que no nos dejemos llevar por falsos argumentos economicistas y, sobre todo, una excusa fácil para hablar a nuestros hijos de cosas y de valores. Ideas que, los ya que tenemos una edad, muchas veces ya damos por descontadas y que nadie les ha explicado con suficiente claridad, en una sociedad marcada por el consumo rápido y por el individualismo más insolidario.

Un escrito que también nos ayuda a entender las autéticas razones de las políticas de recortes sectoriales del gobierno de CIU, que quiere aprovechar el discurso de “no hay dinero” para desmantelar la enseñanza y la sanidad pública de Catalunya en aras de beneficiar a las escuelas y las mutuas privadas.

Es corto y fácil de leer, así que no os lo perdáis. Aquí teneis algunos párrafos para abrir boca:

“…un conjunto de principios y valores sobre los que se asentaría la democracia moderna…

Estos principios y valores son hoy los más necesarios que nunca. Todos juntos debemos velar por que nuestra sociedad sea una sociedad de la que podamos estar orgullosos: no esa sociedad de sin papeles, de expulsiones, de recelo hacia los inmigrantes; no esa sociedad que pone en duda la jubilación, el derecho a la Seguridad Social; no esa sociedad donde los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente...

El interés general debía primar sobre el interés particular y el reparto justo de las riquezas creadas por el mundo del trabajo, sobre el poder del dinero…

Se atreven a decirnos que el Estado ya no puede garantizar los costes de estas medidas ciudadanas. Pero ¿Cómo puede ser que actualmente no haya suficiente dinero para mantener y prolongar estas conquistas cuando la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde la Liberación, un periodo en el que Europa estaba en la ruina? Pues porque el poder del dinero…nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general. Nunca había sido tan importante la distancia entre los más pobres y los más ricos, ni tan alentada la competitividad y la carrera por el dinero…

Nosotros, veteranos de la Resistencia…apelamos a las jóvenes generaciones a dar vida y transmitir la herencia de la Resistencia y sus ideales. Nosotros les decimos: coged el relevo, ¡indignaos!. Los responsables políticos, económicos, intelectuales y el conjunto de la sociedad no pueden claudicar ni dejarse impresionar por la dictadura actual de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”

Stéphane Hessel: ¡Indignaos!. Barcelona, Destino, 2011 (colección Imago Mundi, 195)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada